SummArg | Cursos y recursos para webmasters

03/02/2012

¿Se podrán borrar nuestros datos de la red?

Esa es la idea que revuela en la Comisión Europea, tras la presentación de una reforma global a las leyes de protección de datos de mano de Bruselas. La ley vigente fue aprobada en 1995, año en el que tener acceso a la red de redes era un privilegio con el que solo unos pocos podían contar, y, obviamente, año en el que la magnitud, servicios y herramientas actuales de la web, no existían.

Es por esta razón que la Comisión Europea ha impulsado este proyecto de ley que apunta a lograr que, de una vez por todas, los usuarios sean dueños de sus datos, y puedan, en caso de desearlo o necesitarlo, borrar toda su información alojada en la red.

A partir de la aprobación de esta ley, que será como mínimo en unos 3 años, los usuarios podrán exigir que todos sus datos personales, incluyendo fotos y videos, sean eliminados definitivamente de los servidores, y evitar así que alguien pueda llegar a tener acceso a ellos. Obviamente, si estos datos son de interés público, o contienen datos históricos o estadísticos, podría rechazarse la petición, y no poseeríamos forma de lograr el borrado.

De ser aprobada esta ley llamada “derecho al olvido”, se deberán aprobar otras tantas leyes y reglamentos, que permitirán a las autoridades actuar ante hechos que, para ese momento, serán considerados “delictivos”.

Entre los tantos castigos que añadirá la reforma, se encuentra una multa que hará temer a redes sociales como Twitter y Facebook; consta en multar con una cifra del %2 de sus ganancias anuales a nivel global, lo que, para redes sociales de tal magnitud como son las dos antes mencionadas, serían cifras multimillonarias, y obligarán a cumplir con las normas estipuladas.

Obviamente, esta ley no incidirá para nada en usuarios argentinos, pero será un hecho sin precedentes que, seguramente, derivará en la aprobación de leyes por todo el mundo para tratar este tema. Esperemos que no pase mucho tiempo más para ser tratado aquí en la Argentina, y podamos gozar del privilegio de ser dueños de nuestra información.

Dejar un comentario