SummArg | Cursos y recursos para webmasters

16/09/2009

Variantes del método Jerry Seinfeld para aumentar la productividad y combatir la procrastinación.

calendarioHace poco me enteré de la denominación de este método para instaurar nuevos hábitos en nuestra vida gracias al excelente artículo en thinkwasabi.

Este método consiste en proponerse la formación de un hábito (que sea beneficioso para tu vida, obviamente :-P) y marchar a buscar un calendario de proporciones generosas para colocar en una pared que sea bien visible desde tu puesto de trabajo. Podés utilizarlo para dejar de lado cierto hábito molesto.

Cuando pase el primer día en que hayas puesto en marcha ese hábito que deseás instaurar, marcás con una gran cruz roja el día en el calendario. Cada día que pase, una nueva gran cruz roja. Ese calendario que inevitablemente verás a diario, te forzará a repetir la rutina propuesta. Al cabo de un tiempo este hábito se te hará carne, te saldrá de dentro con naturalidad. Continuá con la práctica y sé sincero con vos mismo, si te salteás un día, no lo marques con la cruz.

Hábitos improductivos

Un MSN constantemente conectado es una fuerte tentación a dejar de lado lo que estabamos haciendo, para darle importancia a algo de un tercero, salvo que estés tratando exclusivamente con clientes. Pero vamos, a todos nos pasa de estar trabajando en un documento y al ver parpadear la ventanita de saludo de un amigo. La sola acción de saludarlo muchas veces nos desconcentra, y si nos ponemos a conversar nos cuesta mucho más retomar lo que estábamos haciendo antes. Tampoco nos ayuda a concentrarnos y trabajar el recorrer foros por varias horas, dejar en una pestaña del navegador nuestra cuenta del Facebook abierta, recorrer diarios para ver si hay alguna actualización, etc.

Por supuesto es muy personal la visión sobre qué hábitos son verdaderamente molestos para vos y cuáles no, aunque existen un puñado que casi parecen universales, como los antes mencionados. Dentro de los hábitos que nos perjudican, incluso perdiendo tiempo productivo, podemos contar al cigarrillo que nos hace salir a comprar más, vaciar el cenicero o tener que salir al pasillo a fumar, debido a la prohibición cada vez más extendida de hacerlo en lugares públicos.

Y es de ahí de donde me gustaría partir con las pequeñas variantes del método Jerry Seinfeld, porque en años de fumadora leí sobre gran cantidad de métodos caseros para deshacerme de ese hábito y algunas técnicas eran realmente efectivas.

  • Libreta con alcancía: En tu mesa de luz colocarás una pequeña libreta y una alcancía. En la libreta dibuja con regla una tabla de tres columnas o más, dependiendo de los datos que vas a insertar, en donde colocarás: Día, Hábito y Dinero. Pensemos que si tu instauración de un nuevo hábito, o la eliminación de uno molesto, tiene por finalidad aumentar tu productividad, seguramente en un futuro eso te significaría unos billetes más ¿no? Dale un valor simbólico a cada día habiendo llevado efectivamente el hábito propuesto. Cada día cuando te levantes vas a mirar la libreta y la alcancía, andá a trabajar/estudiar pensando en esto, y a la noche si lograste lo planificado depositás en la alcancía el monto que estableciste. Escribí la fecha del día, el hábito que estás instaurando/eliminando y el monto depositado. No abras la alcancía antes del mes, y cuando lo hagas utilizá el dinero para algo que realmente te guste, ¡es tu premio!
  • La “Frase Inspiradora”: Cuando buscás dejar un hábito y de buenas a primeras no lo lográs, generalmente uno medita sobre ello y termina encontrando algún punto sobre el cual enfatizar, una frase que termina siendo inspiradora para resistir momentos de debilidad. Tomemos esa frase e imprimámosla en el tamaño que nos dé la gana, porque la vamos a pegar en un sitio en donde la veamos cuando más la necesitamos. Un buen lugar puede ser en el marco de tu monitor, de modo que siempre la veas, o en la pared que está en frente a tu puesto de trabajo, o incluso en tu celular, lo importante es que la veas seguido. Imprimí la frase de modo prolijo, con una fuente de tu agrado, incluso si querés adornala. Te va a ayudar en tus momentos más dificiles.
  • La alarma para meditar: Hay una hora en el día que es la peor para lo que te querés proponer. Si querés dejar de perder tiempo chateando con amigos, por ejemplo, quizás de 10 a 12 del mediodía sea tu peor hora porque tu jefe no está y tus contactos también se aletargan en sus trabajos por ende se ponen todos a conversar del clima… Si ese es tu momento flojo y querés aprovechar ese tiempo para luego no andar a las corridas, pone la alarma de tu celular para que suene a las 10.00 en punto. Esa alarma será un llamado a que medites y juntes energía para las dos peores horas que están frente a vos. Cuando suene, andá a dar una vuelta a la manzana, mojate la cara, comprate una bebida fresca en el quiosco o tomarte un café en la cocina. Mientras haces esto, pensá en cómo querés aprovechar estas dos horas para vos. Volvé a tu puesto de trabajo, apagá el msn y sé firme con lo que te propusiste.

Tal como Berto Pena nos menciona, es muy importante que nos propongamos de a un cambio por vez, que el cambio propuesto sea concreto e idenfiticable (para poder decir “yo logré ESTO”), que el cambio realmente te interese para que sea más facil de efectuar y no propongas nuevos cambios hasta que el anterior esté bien asentado. En lo único con lo que no estoy de acuerdo con Berto, es que él menciona que esta técnica se aplica a cambios pequeños o microcambios. Yo creo que podemos empezar por cambios pequeños pero podemos ambicionar cambios cada vez más grandes si meditamos bien al respecto y practicamos hasta encontrar el método acertado para nosotros.

Conclusión

Nada es imposible, sólo requiere de paciencia y perseverancia. Podés lograr incrementar tu productividad, encarar con alegría y optimismo los cambios, sentirte con más energías y aprovechar mejor tu día. Sólo se necesita que quieras y aprendas a hacerlo lentamente.

Dejar un comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace poco me enteré de la denominación de este método para instaurar nuevos hábitos en nuestra vida gracias al excelente artículo en thinkwasabi. Este método consiste en proponerse la formación de un hábito (que sea ben…

Dejar un comentario