SummArg | Cursos y recursos para webmasters

Los CMS y su uso – Parte I

Hace un tiempo atrás hubo una explosión de los sistemas de administración de contenido, también conocido como CMS, una época de auge, en donde surgieron muchos de estos sistemas, tratando de dar respuesta a muchas necesidades. Actualmente disminuyó de forma notable la aparición de nuevos sistemas de este tipo, pero el desarrollo continuó enfocándose en las mejoras –en seguridad, funcionalidad, usabilidad- de los ya existentes, plugins (agregados), templates (archivo/s que definen el diseño estético y estructural).
Estos sistemas aceleran el desarrollo y mantenimiento de los sitios web, otorgándonos, con un mínimo de esfuerzo por nuestra parte, un sitio web totalmente funcional en solo minutos. Además no es necesario el conocimiento de algún lenguaje web (xhtml, css, javascript, php, asp, etc…) para el uso de un sistema de este tipo. Teniendo en cuenta estas posibilidades vemos que esto facilita a más personas tener un sitio web propio, sin depender de algún desarrollador, y de hecho vemos que esto es así en la innumerable cantidad de sitios web administrados por sus propios dueños, los cuales, en su mayoría, no tienen ni los conocimientos básicos sobre los lenguajes básicos para una web.
Viendo lo anterior, fácilmente podemos suponer que esto implica menos trabajo para los desarrolladores (por cuestiones de simplicidad, dentro de desarrolladores incluyo a diseñadores, programadores, diagramadores, y todo el equipo que interviene en el desarrollo de un sitio web), pero no es así, sino que estamos hablando de más trabajo, y a una distinta velocidad. Tanto es así que hoy en día muchas de las empresas de “desarrollo web” ofrecen, según la necesidad, una web hecha desde cero, o una web con un CMS.

Los que evitan los CMS

Hay muchos que son reticentes a trabajar con un CMS, alegando que es difícil la adaptación de algunos plugins a nivel de programación, para que haga lo que el cliente necesita, otros tal vez no lo ven como un trabajo “en serio”, o consideran que no pueden obtener mucho rédito por un trabajo de este tipo, incluso se pueden sentir inseguros al ofrecer algo que no desarrollaron ellos mismos, y por consiguiente no conocen a fondo.
Es cierto de que muchas veces es complicado, y muy tedioso, adaptar plugins, o el mismo sistema, a los requerimientos de los usuarios, afortunadamente es menor la frecuencia que se tenga que realizar esta labor, ya que según el CMS que se elija se tendrá muchas opciones ya desarrolladas; pero llegado el caso que tengamos que adaptar, será un esfuerzo inicial, ya que tendremos la modificación para futuros proyectos.
Realizar proyectos con un CMS no implica que el trabajo sea menos serio, o que las ganancias sean pocas. Tenemos un cliente que paga por un sitio web, que en realidad a él no le interesa cómo lo hagamos, ni mucho menos con qué, el quiere que esté funcionando, y que lo pueda actualizar sin depender de nosotros, y nos paga por tener un sitio de esas características. En cuanto a las ganancias, ya todo depende de nosotros, de cómo cobremos, y el trabajo que realicemos. Algunos puntos que van a estar en la lista de cobro serán: análisis (sobre qué sistema utilizar y los complementos necesarios), instalación y adaptación (sistema y plugins), configuración (sistema, plugins y servidor), diseño (si diseñas un template exclusivo).

No necesariamente un proyecto realizado con un CMS va a tener un costo menor a uno desarrollado desde cero, pero en el caso de que sea así, esto se ve compensado por la velocidad de desarrollo, entrega, y flexibilidad en el mantenimiento. Por ahora, esta entrega es hasta aquí, en la próxima estaré hablando acerca de las ventajas, y porque no, también de las desventajas, pero de los sistemas de administración de sitios web, excluyendo lo que son sistemas para foros, por ejemplo, y para el resto de las áreas.

Dejar un comentario